Seguimos con los encuentros en este programa de “Innovación y Creatividad”. Esta vez era una sesión abierta con Pablo Aretxabala, desde K2K emocionando, y el tema que nos convocaba “la confianza en las organizaciones”. 60 personas llenaban el salón de actos de Bolunta. Una vez más un grupo formado por gente de muy diferente procedencia; tercer sector, administración publica, empresa, consultoría,…

La información más concreta la tenéis en la presentación que Pablo comparte con nosotros. Os contamos algunos apuntes complementarios que pudimos esbozar en nuestros cuadernos.

Comenzaba Pablo profundizando sobre el propio concepto central en la ponencia. Nos llamaba la atención sobre la importancia que decimos que tiene la confianza en una organización y la percepción que tenemos sobre que lugar ocupa realmente en las organizaciones en las que trabajamos. Y si la confianza la generamos las personas ¿qué es lo que ocurre para que haya esa diferencia entre querer y ser?

Muy interesante la reflexión sobre el miedo a arriesgarnos. Las cosas no nos sirven tal y como trabajamos y estamos organizados pero hacer las cosas como las hace todo el mundo nos hace tener los problemas que tiene todo el mundo. Parece más difícil experimentar otros modelos y equivocarnos yendo a contracorriente.

La certeza de que sea cual fuere la pregunta que realices en un grupo humano la representación de los resultados será una campana de Gauss es realmente interesante para entender el lugar de las minorías, sobre todo la representada por las personas, que por una u otra razón, se encuentran en lo valores más bajos de esta, por ejemplo; contribución, puntualidad, informes redactados,… Muevas lo que muevas, aquí hablamos de esa inercia por despedir a los que consideramos menos productivos, la representación siempre será siendo la misma, alguien ocupará el lugar de la persona menos… o más … Y como sabemos que esto es así no pierdo el tiempo en medir.

Los pasos y las estrategias para generar confianza son provocadoras y muy interesantes; se predecible, practica la coherencia, no preocuparse por lo básico, acabar con la diferenciación y jerarquía, injusticias resueltas, reglas consensuadas, reparto de la “cosecha”… Merece la pena leer el material adjunto y pensar en nuestras practicas. Son casi “recetas”.

Dónde hay control no hay confianza. Es una fantasía pretender controlar a las personas y además de dar mucho trabajo no sirve. El único mensaje que lanza el control es “no te fías de mi”.

Transparencia, libertad y responsabilidad, permitir el error y compartir experiencias como tierra abonada para la confianza.

Preguntábamos por el modelo en la practica y Pablo nos contaba las diferentes experiencias desde el equipo de Koldo Saratxaga. La importancia de la información y las decisiones en asamblea, énfasis en el trabajo previo para situar las condiciones básicas e imprescindibles para poder trabajar, mover mucho a las personas, equipos autoorganizados, coordinadores no jefes, oficinas sin despachos, reparto beneficios,…

Sonaban las propuestas como retos. Un modelo muy compartido en abstracto y que aun impresiona escuchar como realidad.

Anuncios