Este jueves se desarrollo el taller que con el nombre “Permiso para innovar” facilitaba nuestra compañera Katia del Rivero Vargas.

No es fácil transmitir en un post lo que trabajamos en estas horas. Katia nos introdujo en la historia del pensamiento/enfoque sistemico, situando la herramienta de las constelaciones familiares y organizacionales en uno de los extremos de esta.

Haciendo hincapié en la lectura sistemica de la realidad, matizó y profundizó en los principios de esta herramienta que llamamos “constelaciones”; equilibrio entre tomar y dar, orden/lugar y pertenencia/lealtad.

Los conflictos como síntoma de algo que no funciona en el sistema, algunas maneras de respetar alguna expectativas/creencias en contra de nuestro potencial, las fronteras entre el abordaje personal/familiar y el organizacional, …

Los ejercicios y trabajo personal nos ayudaron a descubrir algunas claves de nuestra historia personal/familiar en nuestra apertura a la consecución de nuestros objetivos.

Antes de marcharnos pedí permiso a Eleder Aurtenetxe para sacar una fotografia a su mapa mental. Notas, tomadas en estructura de árbol en vivo y en directo. Comparto con vosotros este documento (Eskerrik asko Eleder)

Mapa mental por Eleder Aurtenetxe realizada durante el taller

Hace un tiempo grabamos un pequeño corte en video a Katia y creo que puede ayudar a explicar un poco más sobre los contenidos.

¿Qué cambios están sucediendo en nuestra sociedad que nos conducen hacia un modelo diferente de organización, más abierta que la que habitualmente manejamos? La primera sesión del taller “Construyendo organizaciones (más) abiertas” giró en torno a esta cuestión.

Quizá el primer elemento que ha abierto la caja de los truenos ha venido provocado por Google y su capacidad para rastrear contenidos digitales. Hay un antes y un después de su devastadora capacidad para llevar al dominio público nuestra identidad, sea individual o como organización. Si tradicionalmente hemos querido ocultar cierta parte de lo que somos y hacemos, ahora todo está en riesgo de moverse a la escena pública. ¿Qué hacer como organización? No es regla que podamos obviar. Pero, por supuesto, admite diferentes respuestas.

Taller organizaciones abiertas con Julen Iturbe 8 Noviembre

Otro asunto complejo: la sociedad de este primer mundo ha encumbrado al individuo. El marketing de masas dejó paso a la customización de producto y hemos llegado a la economía de la experiencia. Frente al individuo una oferta de productos y servicios destinadas a conformar su identidad. Los productos ascienden por la jerarquía de necesidades de Maslow y saltan hasta los niveles superiores. Allí se produce una revolución: la experiencia de ser quienes somos pasa por una extraña mezcla de cultura material asociada a intangibles de todo tipo. Neuromarketing y múltiples variantes de capitalismo emocional: funky business for ever.

En ese escenario, la mayor parte de las organizaciones siguen funcionando con principios de control y planificación. Establecen un campo de juego y delimitan perímetros de seguridad. Mientras la sociedad mete tercera, cuarta, quinta… sexta velocidad. ¿Y nuestras organizaciones? No pueden pasar al parque jurásico donde murieron víctimas de una transformación radical en estilos de vida y valores.

Bien, no tiene por qué ser tan drástico el panorama. Las organizaciones pueden abrirse. Y pueden hacerlo de diferentes maneras. Admitimos una amplia gama de opciones. Eso es lo que vamos a tratar de dibujar en la segunda sesión del taller. La primera, si bien no siguió el guión preestablecido, esperamos que haya servido para revolver neuronas. Otras organizaciones son posibles.

by Julen Iturbe

Actualización 12 Noviembre. Estas son las preguntas que van a orientar nuestro trabajo para la sesión de lunes. Quién quiera reflexionar con nosotros y en abierto puede utilizar este espacio.

  • ¿Vamos a por un proyecto piloto que sirva de ejemplo o enfocamos hacia la globalidad? Si es el primer caso, ¿cuál sería ese proyecto piloto?
  • ¿Quiénes son las personas clave que deben participar en este proyecto de apertura de la organización?
  • ¿Tenemos ya “practicantes” de la filosofía abierta dentro de la organización?, ¿hay gente que se maneja bien en Internet y que usa habitualmente herramientas de la web social y comparte contenidos?
  • ¿Qué contenidos serían los primeros a abrir sin que exista peligro alguno al hacerlo?, ¿qué tipo de licencias del tipo Creative Commons aplicaríamos?
  • Si queremos que la gente “de fuera” participe en nuestra nueva organización abierta, ¿cómo vamos a favorecer esa participación?, ¿qué tipo de contenidos y recursos debemos proveer para hacer más fácil la participación?, ¿qué tipo de refuerzos vamos a utilizar?
  • ¿Cuál va a ser la idea central que vamos a manejar en la apertura de nuestra organización?, ¿qué tipo de emociones vamos a manejar?, ¿cómo vamos a trabajar la comunidad?

 

Seguimos con los encuentros en este programa de “Innovación y Creatividad”. Esta vez era una sesión abierta con Pablo Aretxabala, desde K2K emocionando, y el tema que nos convocaba “la confianza en las organizaciones”. 60 personas llenaban el salón de actos de Bolunta. Una vez más un grupo formado por gente de muy diferente procedencia; tercer sector, administración publica, empresa, consultoría,…

La información más concreta la tenéis en la presentación que Pablo comparte con nosotros. Os contamos algunos apuntes complementarios que pudimos esbozar en nuestros cuadernos.

Comenzaba Pablo profundizando sobre el propio concepto central en la ponencia. Nos llamaba la atención sobre la importancia que decimos que tiene la confianza en una organización y la percepción que tenemos sobre que lugar ocupa realmente en las organizaciones en las que trabajamos. Y si la confianza la generamos las personas ¿qué es lo que ocurre para que haya esa diferencia entre querer y ser?

Muy interesante la reflexión sobre el miedo a arriesgarnos. Las cosas no nos sirven tal y como trabajamos y estamos organizados pero hacer las cosas como las hace todo el mundo nos hace tener los problemas que tiene todo el mundo. Parece más difícil experimentar otros modelos y equivocarnos yendo a contracorriente.

La certeza de que sea cual fuere la pregunta que realices en un grupo humano la representación de los resultados será una campana de Gauss es realmente interesante para entender el lugar de las minorías, sobre todo la representada por las personas, que por una u otra razón, se encuentran en lo valores más bajos de esta, por ejemplo; contribución, puntualidad, informes redactados,… Muevas lo que muevas, aquí hablamos de esa inercia por despedir a los que consideramos menos productivos, la representación siempre será siendo la misma, alguien ocupará el lugar de la persona menos… o más … Y como sabemos que esto es así no pierdo el tiempo en medir.

Los pasos y las estrategias para generar confianza son provocadoras y muy interesantes; se predecible, practica la coherencia, no preocuparse por lo básico, acabar con la diferenciación y jerarquía, injusticias resueltas, reglas consensuadas, reparto de la “cosecha”… Merece la pena leer el material adjunto y pensar en nuestras practicas. Son casi “recetas”.

Dónde hay control no hay confianza. Es una fantasía pretender controlar a las personas y además de dar mucho trabajo no sirve. El único mensaje que lanza el control es “no te fías de mi”.

Transparencia, libertad y responsabilidad, permitir el error y compartir experiencias como tierra abonada para la confianza.

Preguntábamos por el modelo en la practica y Pablo nos contaba las diferentes experiencias desde el equipo de Koldo Saratxaga. La importancia de la información y las decisiones en asamblea, énfasis en el trabajo previo para situar las condiciones básicas e imprescindibles para poder trabajar, mover mucho a las personas, equipos autoorganizados, coordinadores no jefes, oficinas sin despachos, reparto beneficios,…

Sonaban las propuestas como retos. Un modelo muy compartido en abstracto y que aun impresiona escuchar como realidad.

El pasado 6 de Octubre tuvimos el placer de contar con Amalio Rey para abrir la propuesta formativa “Innovación y creatividad”. Hemos pensado que una buena manera de acercaros el trabajo que realizamos pudiera ser transcribir algunas lineas que el recogía hace unos meses en su propio blog. En este enlace tenéis la publicación original:

“Cuando digo que se puede provocar serendipia, estoy sugiriendo que existe un método para generar innovaciones rupturistas. Suena raro, estoy de acuerdo, pero sí que creo que hay una-forma-de-hacer-las-cosas que aumenta las probabilidades de conseguir innovaciones aleatorias, con la altura inventiva que éstas suelen tener.

Sigo enfrascado en sistematizar metodologías (prácticas y horizontales) que ayuden a innovar, y a ésta de la Serendipia se añade una nueva, el uso de metáforas, al que dedicaré el post de hoy. (…) un modelo muy potente para:

  1. Generar ideas innovadoras en personas que todavía no saben qué negocio desarrollar
  2. Re-pensar las ideas de negocio que ya tienen los emprendedores para hacerlas más innovadoras
  3. Ayudar a empresas en funcionamiento a descubrir oportunidades de innovación.

La metodología que estoy ensayando es mucho más estratégica e integradora. Enfatiza en el modelo de negocio y en una percepción global de cómo la empresa puede posicionarse, y sobre todo diferenciarse, en el mercado. La clave de la innovación está primero en modificar lo estratégico, y para eso las metáforas son una herramienta potentísima. Dicho esto, paso a explicar con más detalle el uso de la metáfora como metodología para innovar.

Mi punto de referencia está explicado en un artículo que acabo de publicar en el último número de Septiembre del Boletín de eMOTools que se llama “21 metáforas para innovar”.

En ese artículo digo que hay soluciones tan ingeniosas y versátiles que se convierten en “modelos” en sí mismas, y se pueden usar como arquetipos mentales para abordar una gran diversidad de situaciones. Puedes colocar otros problemas en esa suerte de “molde”, y te permite fabricar piezas con una perspectiva inesperada.

También he aprendido que el modo más intuitivo y cómodo de fijar en la memoria esos modelos de solución es verlos como “metáforas”. Los asocias a una frase, caso de éxito o invento concreto de tal modo que se construya una analogía potente que resuma gráficamente lo singular de la solución, y así no se te olvidan, y es mucho más fácil explicarlos.

Estas reflexiones me hicieron ver que en mi trabajo de consultor, y de profesor, he usado mucho ese tipo de metáforas para motivar a clientes y colaboradores a que piensen de un modo creativo. También que existen abundantes ejemplos (potenciales “modelos”) un poco dispersos que tendríamos que ordenar mejor para ponerlos al servicio de los emprendedores en forma de metodología para innovar.

Así que llevo algún tiempo coleccionando “modelos de solución” o “metáforas para innovar” con la idea de hacer un libro que sirva para ayudar a los emprendedores a detectar (e imaginar) nuevas oportunidades de innovación.

Me he propuesto sistematizar todo esto, generando suficientes “metáforas” para que una persona que está pensando en lanzar un negocio o proyecto, las use para descubrir nuevas combinaciones y les sirva como inductoras de ideas innovadoras.

Espero poder decirle a uno de estos emprendedores: “ponga usted su idea en cada uno de estos moldes y mire a ver qué sale”.

Siendo así, el innovador ajusta su idea de negocio al molde como si fuera de plastilina y después saca la pieza. Puede hacer esto sucesivamente con decenas de “moldes” (léase metáforas o “modelos de solución”) para ver si su pieza original mejora al usar perspectivas tan diversas. Una analogía similar sería aplicar distintos filtros (“metáforas”) para ver el efecto que produce en una fotografía (“idea de negocio”).

Me parece esencial elegir buenas “metáforas”, que funcionen como moldes versátiles y sirvan para una gran variedad de tipos de proyectos (o empresas). Pero igual de importante, aclaro, es dotar a esos modelos de buenos ejemplos que ayuden a visualizar su poder de aplicación.

Te invito a leer el artículo “21 metáforas para innovar” (estupendamente maquetado por Natividad Grund) donde además de explicar con más detalle este enfoque, presento igual número de “modelos” que pueden ayudarte a descubrir oportunidades para innovar. El artículo se puede descargar completo en PDF.”

Amalio nos invita a continuar la conversación en http://www.emotools.com/corporativo/testimonios/. También este puede ser otro lugar. Continuemos trabajando y enredándonos.

En este Flickr tenéis las fotos que Amalio subió del encuentro.

Ya hemos recorrido estos caminos y sabemos dónde llegan ¿Porqué no probamos a hacerlo diferente? Muchas personas compartimos una sensación de cierre de ciclo, de suma de vulnerabilidades, de desequilibrio importante con la naturaleza.

Es un tiempo de crisis y por ello es un tiempo de oportunidad para repensar nuestra actividad, nuestros procesos, para recrear nuestras organizaciones. Es un tiempo para probar de cara a construir lugares más amables, activos, flexibles, cercanos, y abiertos. Os proponemos compartir espacios para la formación que nos acerquen a la reflexión y sobre todo e la práctica innovadora.

Un lugar dónde construir desde estas preguntas. ¿Por dónde empezamos? ¿Cómo desaprendemos para romper inercias? ¿Cómo rescatamos aquello que funciono bien y aprendemos de nuestra experiencia? ¿Para qué y hacia dónde dirigimos nuestras energías? ¿A que necesidades queremos responder? ¿Cuánta de nuestra acción impactará en nuestro entorno? ¿Cuánto podemos contribuir en humanizar las relaciones? ¿Cómo construimos con otras entidades y personas?

Esta propuesta formativa es un lugar más, el nuestro y que queremos que sea también vuestro. Este blog quiere ser un espacio para continuar la conversación y la construcción de conocimiento provocado en los encuentros presenciales.

Este es tu lugar. ¡Hazlo tuyo!

TODA LA INFORMACIÓN

enlaces interesantes sobre innovación

Flickr Photos